Redes Sociales
Redes Sociales

Locales

Zona Norte del Alto Paraná se convirtió en ruta habitual para contrabando, narcotráfico y cruce ilegal de personas con complicidad policial y aduanera

La supercarretera de Itaipu, se ha convertido con las fronteras cerradas en la zona del Puente de la Amistad

En la ruta preferida de contrabandistas, narcos, y el lugar elegido por muchos extranjeros para entrada y salida ilegal de nuestro país, teniendo como principal consecuencia la diseminación de casos en la zona de Ciudad del Este y alrededores. 

Este esquema, estaría siendo bien protegido por jefes policiales, con la venia del propio director de policía de Alto Paraná Comisario Carlos Wilson Aguilera, y uno de sus “ejecutantes” sería el propio jefe de la comisaría 5ª de Hernandarias, Daniel Avalos. 

Los sitios preferidos por los contrabandistas son la zona de Puerto Pykyry, a unos 40 kilómetros se Santa Fe del Paraná, Puerto Indio, en el distrito de Mbaracayú, y Puerto Marangatú, en la zona de Nueva Esperanza, Canindeyú.

A pesar de que en la actual ruta PY07, ex supercarretera, se cuenta con un puesto que une la división de delitos económicos de la policía nacional y aduanas, es nula la cantidad de mercaderías incautadas en estos meses de pandemia, a pesar del notorio incremento del tránsito por dicha vía.

BRIGADA ESPECIAL PARA “CARGUEROS”

Según los datos, el propio jefe de la comisaría 5ª de Hernandarias, Daniel Avalos, estaría comandando un grupo especial operativo “de élite”, una especie de brigada especial para atender exclusivamente este tema del paso de mercaderías.

Por esa razón, el mismo estaría teniendo la “bendición” de jefes policiales para mantenerse en su cargo, debido a la buena “cosecha” de esta brigada especial.

TAMBIÉN EL PASO DE PERSONAS EN LA FRONTERA

Lo más grave del caso, además del paso de mercaderías ilegales, drogas y otros elementos, es que esos sitios también son utilizados para el paso de personas en forma continua, de modo a evitar que sean grabadas o vistas en la zona del Puente de la Amistad, y ni siquiera en la zona ribereña de Ciudad del Este, en los barrios San Miguel, Remansito, entre otros.

Este incesante ir y venir de personas, especialmente de ciudadanos extranjeros con residencia en Foz de Yguazú, pero con negocios en este lado de la frontera, es uno de los factores que ha sido determinante para la propagación del covid-19 en la zona de Ciudad del Este, en especial en los comercios del micro centro.

El control policial y aduanero de Hernandarias siempre ha sido apetecible por esa razón, por no llamar mucho la atención y ser un punto con mayor facilidad para el paso de mercaderías ilegales, y ahora se suma a eso el paso ilegal de personas, a pesar de las fronteras cerradas.

Llama poderosamente la atención, el nulo resultado en lo referente a incautaciones de estos puestos. Los puestos policiales de los referidos puertos, como Marangatu, Pykyry y Puerto Indio, prácticamente están de adorno, sirviendo más para proteger a los contrabandistas. Pero la recaudación más fuerte, se daría en el puesto de Hernandarias, con la complicidad de las comisarías 5ª y 24, además de los integrantes de delitos económicos y aduanas.

 

Comentarios
Aviso Legal: Cualquier texto publicado en internet atravez deTranscontinental Fm , does not reflect the opinion of this site or its authors and is the responsibility of the readers that publish.

Más leídas de la semana