JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Wed, Apr

Se agrava la situación del senador Enrique Bacchetta

Nacionales
Typography

El senador Enrique Bacchetta (Añetete) es otro protagonista del escándalo que está en curso en torno a presuntos hechos de “tráfico de influencia”. Un total de 60 llamadas realizadas a jueces y fiscales así lo evidencian. A esto se sumó ayer la denuncia formulada en su contra por el presidente del Colegio de Abogados del Alto Paraná, Mauro Barreto, quien asegura que cuando el legislador era titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados  pidió y recibió la suma de 300.000 dólares para “mediar” en un conflicto conocido como “Laterza Cue”.

ASUNCIÓN.- Un balde de agua fría es lo que están recibiendo quienes, de la mano del diario ABC, de Aldo Zuccolillo, armaron toda la estrategia para atacar al oficialismo colorado con la emisión, sin orden judicial, de audios de conversaciones del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, que parecerían demostrar tráfico de influencias entre políticos, jueces y fiscales.

Al comienzo, los resultados fueron fantásticos. Los primeros en caer fueron el colorado Óscar González Daher y el oviedista Jorge Oviedo Matto, quienes pertenecían al grupo de “enemigos” tanto de Zuccolillo como de los disidentes y opositores. Pero la cosa empezó a complicarse cuando en uno de los audios se escuchó claramente la voz de uno de ellos, Adolfo Ferreiro.

Y ahora sí que todo está revuelto y no ven por dónde encontrar una salida. Resulta que ahora, con un cruce de llamadas, parece haber evidencias de que en un corto plazo de tiempo, el disidente Enrique Bacchetta habló con 37 jueces y 23 fiscales y, aunque no se conoce el tenor de las conversaciones, nada bueno puede resultar de tantos contactos de un político con representantes del órgano jurisdiccional.

Pero esto no es nada nuevo, según Barreto, quien, como titular del Colegio de Abogados del Alto Paraná está muy bien enterado de los entuertos con los que se maneja la Justicia a nivel nacional.

Dijo que “te cuento una anécdota que a mí me consta. La persona que se fue a entregar 300 mil dólares en un caso para solucionar en el jurado; nuestro amigo agarró, metió en su bolsillo y le dejó en pelota a la pobre abogada y ella tuvo que responder por ese dinero que entregó. Imagínate hasta qué punto llega la barbarie de este señor”.

Según Barreto, posiblemente el esquema por el que fue descubierto González Daher fue montado por Bacchetta mientras era él quien presidía el JEM.  “Hacía lo mismo que González Daher, al igual que Adolfo Ferreiro y ambos deberían correr la misma suerte, es decir, la pérdida de investidura de senadores”, explicó.

Manifestó que la gran influencia y el apoyo irrestricto que tiene Bacchetta en el Poder Judicial, aún ahora que ya no integra ni el JEM ni el Consejo de la Magistratura, sino que es “solo” un senador, es porque “él manipula justamente las leyes para favorecer a los magistrados, de allí es que tiene “un millón de amigos”; esa es la influencia que está ejerciendo”.

“SIEMPRE INFLUYÓ EN LA CLASE JUDICIAL”

La aparición de audios en los que se nota que el senador disidente Enrique Bacchetta, mientras era presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, mantuvo comunicación telefónica con 23 fiscales, 37 jueces y otros funcionarios del Ministerio Público, publicado ayer por el diario La Nación, no sorprendió mucho a nadie.

Según el abogado Juan Sosa Bareiro, el legislador siempre tuvo mucha influencia en el Poder Judicial, y agregó que “como mínimo es sospechoso y antiético que un senador llame más de 40 veces a fiscales y jueces”.

Dijo que “es claro y categórico que el tráfico de llamadas entre operadores de la Justicia y políticos; la publicación confirma lo que veníamos señalando”.

“No me parece correcto que operadores políticos de primer nivel se estén comunicando con miembros de la Justicia permanentemente (…) Si no hacemos un cambio urgente y radical, no vamos a lograr una Justicia independiente. Los jueces y fiscales son genuflexos, pero les entiendo, porque si no acceden a las pretensiones, el martillo que tiene el poder político es el JEM. El cambio debe ser estructural”, añadió.

Finalmente, dijo que “pedirle a la clase política que deje de entrometerse en el Poder Judicial es una utopía”.