JA Teline V - шаблон joomla Форекс
21
Thu, Jun

Censura a la prensa en manos del tribunal de apelaciones

Noticias
Typography

Los jueces del tribunal de apelación deberán decidir entre amordazar a la prensa prestándose a esconder un caso de acoso sexual o dejar precedente a favor de la libertad de expresión. La censura a la prensa había sido dispuesta por el juez Amílcar Marecos, dando lugar a un recurso de amparo, pese a serias falencias en el juicio.

El 24 de mayo pasado, mediante la Sentencia Definitiva (SD) N° 12, el juez Marecos dio lugar a un recurso de amparo a favor de una universidad privada y la rectora de la institución, prohibiendo a los medios de comunicación mencionarlos respecto a una denuncia penal por acoso sexual. Esto pese a que había varias falencias en el juicio como plazos vencidos, no se puso a disposición de las partes las pruebas y la demandante ni siquiera cumplió con los requisitos para accionar. En sentencia el juez resolvió, “prohibir a las partes demandadas la divulgación, publicación, generación y/o alteración, por cualquier medio visual escrita o versión digital, imágenes en contra de la universidad y la rectora”, según expresa en la parte final de la sentencia. Este amparo es contra del Diario Vanguardia, RDN Resumen de Noticias, Diario Extra y el abogado Elías Fox (defensor y padre de la víctima de acoso), ante la denuncia por acoso sexual en contra del directivo de una universidad privada, ingeniero Gustavo Ramón Duarte Ruíz.
De esta manera los medios están censurados de dar seguimiento a la denuncia por acoso que fue filmado por la víctima, una docente universitaria. La afectada había recurrido al ingeniero Duarte Ruíz sobre una beca que la misma obtuvo de la universidad de Chile pero necesitaba que la universidad también le adjudique la beca para cubrir gastos del viaje. Durante la entrevista, Duarte Ruiz comenzó a hacer propuestas sexuales a la docente, quien a raíz de su denuncia, perdió su trabajo y la beca.
La sentencia de Marecos fue apelada y ahora está en manos de un tribunal de apelación integrada por los jueces Isidro González, Aniceto Amarilla y Mirian Meza. Estos deberán optar por seguir con la censura o remediar la aberrante resolución de su colega Marecos.

Otro amparo

Como la censura por parte de la universidad y la rectora prosperó, el propio presunto acosador también recurrió a un amparo. En este caso, el juez Marino Méndez le dio una medida cautelar, también prohibiendo a los medios de comunicación que mencionen a Duarte Ruíz.
Los abogados que actuaron en representación del ingeniero ni siquiera cumplieron con las formalidades del juicio, pues no presentaron las copias para la notificación. El juez había dictado una resolución el 9 de junio pasado, intimando a los demandantes a presentar las copias pero no lo hicieron. Pese a esta falencia, el juez Méndez fijó una audiencia de sustanciación del amparo pero no notificó a las partes. La audiencia estaba prevista para ayer pero fue suspendida, precisamente por las falencias citadas.