JA Teline V - шаблон joomla Форекс
21
Thu, Jun

Juez suspendido por el JEM otorga medidas a policías implicados en liberación de narco

Noticias
Typography

El cuestionado juez penal de garantías, Silvio Rojas, salpicado en varios presuntos negociados y suspendido en sus funciones el pasado martes 29 de mayo por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), habría hecho su “último golpe” el sábado último al otorgar medidas alternativas (arresto domiciliario) a cinco “polibandis”, acusados de liberar a un presunto narco que transportaba más de 100 kilos de droga en un automóvil, el 3 de marzo de este año en la colonia Nueva Fortuna. Según fuentes, Rojas habría cobrado USD 20.000 para beneficiar a los uniformados, cuya petición fue denegada por la jueza Lourdes Morínigo.

Los suboficiales Raúl Alfredo Sugasti, Gilberto Frutos Villalba, Atanacio González Fretes, Orlando Delicio Machuca Pereira y Nelson Casco, fueron sindicados de detener y liberar a un presunto narco, identificado como Aureliano Cardozo, tras el pago de una coima de USD 10.000 ya están libres nuevamente.

Acorde con los datos, el sábado último, en forma sigilosa, el juez penal de garantías de Hernandarias, Silvio Rojas, suspendido en sus funciones por mal desempeño, les beneficio con el arresto domiciliario. Los agentes fueron detenidos e imputados el lunes 14 de mayo pasado, acusados de liberar a un narco que transportaba 114 kilos de marihuana en un automóvil. Los datos apuntan que para recuperar su libertad, los uniformados habrían desembolsado unos USD 20.000 al cuestionado magistrado.

 

Silvio Rojas, cuestionado y suspendido juez de Hernandarias.

CABECILLAS

Conforme con las fuentes, los suboficiales Orlando Delicio Machuca Pereira y Nelson Casco, ambos con antecedentes por violencia, serían los cabecillas de los procedimientos extorsivos en la zona norte del departamento del Alto Paraná, como La fortuna, Nueva Fortuna e Itakyry. Los mismos serían los que “negocian” con los narcos para que los grandes cargamentos de marihuana que provienen de Canindeyú e Itakyry circulen tranquilamente por la supercarretera y los traficantes no sean molestados hasta llegar a su destino.

 

AMENAZA DE MUERTE

Datos extraoficiales indican que los policías (ahora libres) enviaron emisarios a “visitar” a los testigos para que estos cambien su versión y luego cierren la boca. Los enviados de los agentes habrían amenazado directamente de muerte a los mismos en caso de que no acaten la “orden” de los polibandis de olvidarse del tema. Ahora que los policías están libres nuevamente, los testigos deberán desaparecer ya que el magistrado no tuvo ninguna consideración para con los mismos antes de tomar esta criticada decisión.

 

DEFENDIDOS POR LA ASOMAP

El fuerte tufo a negociado que permitió que los procesados sean beneficiados con medidas alternativas pone de nuevo en tela de juicio la actuación de algunos magistrados del Alto Paraná, a quienes la Asociación de Magistrados del Alto Paraná (ASOMAP) defiende a capa y espada. Lamentablemente, este gremio, creado con el fin de contrarrestar publicaciones periodísticas, debería tomarse la molestia de investigar primero a sus asociados para luego poner la mano en el fuego por ellos. Por este tipo de hechos, deberían rasgarse las vestiduras y pegar el grito al cielo y no por las publicaciones de los medios que apenas son la caja de resonancia de una ciudadanía harta de tanta corrupción en la justicia altoparanaense.