JA Teline V - шаблон joomla Форекс
16
Sat, Dec

150 años de la Batalla de Curupayty

Nacionales
Typography

Han transcurrido 150 años desde aquella mañana del 22 de setiembre de 1866 en que el Almirante Tamandaré, comandante de la escuadra brasileña, daba la orden de iniciar el bombardeo sobre Curupayty, el último escollo aliado antes de llegar a Humaitá.

 

Concebida por el coronel e ingeniero inglés Jorge Thompson y construida en solamente dos días bajo la dirección del por entonces coronel José Eduvigis Díaz, por orden expresa del Mariscal López, las trincheras de Curupayty constituyeron un obstáculo infranqueable para la marina imperial brasileña y el ejército aliado al mando de Bartolomé Mitre, en ese entonces, presidente argentino, quien de manera temeraria envió a sus tropas a una muerte segura.

 

La batalla de Curupayty es recordada hasta hoy como el más grande desastre militar en la historia de la Argentina y el Brasil, muy al contrario del Paraguay, donde representa el triunfo más resonante  en toda la Guerra de la Triple Alianza.

Cándido López (1840 - 1902) fue un pintor argentino que se enroló en el ejército de su país cuando estalló la guerra contra el Paraguay. Participó de varias batallas en el inicio de la guerra (Paso de Patria, Itapirú, Estero Bellaco, Boquerón y Sauce), pero la que le valió su retiro de los campos de batalla fue la de Curupayty debido a que recibió una esquirla que le cercenó parte del brazo derecho dejándolo lisiado. Logró recuperarse y reeducar su mano izquierda para pintar los bocetos que realizó en plena guerra. Sus pinturas, realizadas entre 1888 y 1901, son un testimonio importante de las vivencias de los aliados en la

 Guerra de la Triple Alianza.

Los Aliados querían avanzar sobre el territorio paraguayo y para llegar por tierra el avance se debía realizar indefectiblemente por Curupayty, es allí donde el ejército paraguayo se preparó para defender el sitio. La fecha para el ataque aliado se marcó en 17 de setiembre, pero las lluvias lo impidieron hasta el 21 de ese mes, eso brindó tiempo a los paraguayos y culminaron las trincheras en varios días. La armada brasileña inicia el ataque el 22 a las 7:30, tras el bombardeo debía ingresar la infantería al mando de Bartolomé Mitre. Al mediodía ingresan las columnas argentinas y brasileñas y comienza una masacre en el terreno fangoso. Tras 4 horas y miles de muertos, los aliados se retiran. Tras esta victoria paraguaya la guerra se paralizó por casi un año.